viernes, junio 28, 2013

HARAKIRI: YO OPINO QUE...

"Los que aprueban una opinión, 
la llaman opinión; 
pero los que la desaprueban la llaman herejía."
Thomas Hobbes











Con respecto al caso de Granier y sus ex colaboradores el asunto principal es el bendito dinero que no está, entonces para qué los queremos encerrados si el dinero no aparece, entonces mejor presiónenlos como se debe, quítenles sus propiedades, congelen sus cuentas, déjenlos en la calle y cantan porque cantan, de nada sirve que los encierren si el daño ya está hecho, en el mejor de los casos inhabilítenlos de por vida a nivel federal y estatal para que no vuelvan a ocupar pero ni el cargo de la sociedad de padres de familia, ni de jefes de manzana siquiera, mirando las cosas a futuro es muy probable que a la vuelta de 5 años a quienes encierren sean liberados que porque se compraron testigos falsos con declaraciones sin fundamento y los dejen en libertad a como está pasando con el famoso testigo protegido que declaró en contra de mandos del ejercito mexicano, y si se les muere el Químico en todo este asunto es posible que hasta lo beatifiquen y digan que todo fue un error, hay funcionarios que andan en la calle como si nada, sabemos que son listos, usan presta nombres para hacer de las suyas, esperamos que la presentación del Plan Estatal de Desarrollo le bajen un poquito de huevitos a su cacería de brujas y brujos y se pongan a trabajar porque de plano este año ya valió madres, fue como de pelea de box donde en el primer round se sale al ring a medirle el agua a los camotes, medio leí la introducción del PED, inicia con excusas, que si la inundación que si errores pasados, que si ya la vamos a armar chida, Kristian Antonio Cerino periodista  cronista preguntaba cuántos si nos habíamos chutado el documento que trae proyecciones y datos estadísticos ilegibles para el ciudadano de a pie, y si bien en un principio me dio vergüenza no haberle hojeado una vez que lo hice me recordó otros PED, de otros años y que si no están ala par del Plan Nacional de Desarrollo se quedaran cortos y como una mera tesis de Universidad Autónoma que propone mejoras para un problema llamado Tabasco, pero que como es Autónomo, tendrá que rascarse a como pueda porque si no comulga con su rectoría, presidencia de la república, tendrá que archivar su plan estatal en su biblioteca de supuestas buenas intenciones. Son tantos los gobernadores que viven diciendo que el campo tabasqueño languidece, que la industria petrolera será en beneficio de los tabasqueños que la verdad prefiero ver hechos y no palabras, la situación económica es difícil y la fuga de cerebros en Tabasco sigue ocurriendo, porque muchos de los que la siguen haciendo es porque tienen el capital para arrancar negocios aunque a la semana lo estén cerrando, queremos ver mas soluciones y menos excusas, cállenos la boca Sr. Gobernador, haga historia de la buena y no de la oscura, que de esa ya tenemos bastante.

miércoles, junio 26, 2013

01 EL PODCAST ITINERANTE DE LALO VARGAS CON CARLOS CHUC

DE REGRESO AL MUNDILLO DEL PODCAST CON LA IDEA DE MOVERME CON MI PORTATIL Y PLATICAR CON QUIENES ALGUNA VEZ FUERON MIS COMPAÑEROS DE CABINA EN RADIO Y CON QUIENES SON PERSONAJES DE LA MÚSICA, LA RADIO, LA TV, LA LITERATURA, DIBUJO, PINTURA Y MUCHO MÁS.

martes, junio 25, 2013

HARAKIRI: YO FUI GENERACIÓN GRANIER 3ra. PARTE. FINAL.




"El pasado siempre está presente."

Maurice Maeterlinck (1862-1949) 
Escritor belga.




Dicen que el que mucho se despide realmente no se quiere ir, y yo, a pesar de haber salido de GG (Generación Granier) 2 veces, el destino me hizo regresar.

La vez que pensé que sería definitiva mi decersión de GG pues realmente no lo fue, la campaña terminó, el pueblo le dio su voto al Químico y se convirtió en gobernador, yo ya estaba fuera del grupo, pero una vez que el nuevo gobernador del estado habitó la Quinta Grijalva organizó un desayuno especial para los integrantes de Generación Granier, por supuesto que no invitaron a todos, solo los más destacados fueron convocados, y mi Coordinador de Medios no se olvidó de mi, así gruñón y respondón tal cual siempre fui, y sigo siendo, reconoció mi trabajo en el grupo y me invito a formar parte de su mesa durante el desayuno que culminó con una fotografía multitudinaria del Gobernador Andrés Granier  con sus invitados del Movimiento Político Vanguardista Generación Granier, aún a esas alturas del partido me resistí a tomarme la foto, en mi cabeza armaba historias donde se me vinculaba con el partido político que cobijaba a Granier o con algún periodicazo que se pudiera inventar sobre mí utilizando esa foto de pretexto acusándome de haber sido operador político del Chelo, y miren nada más, no ocurrió ninguna de las dos cosas ya que sigo siendo un total desconocido, pero de que ocurrió algo trágico, ocurrió, y por fin tomé mi lugar en la foto, buscando una zona estratégica que me permitiera pasar desapercibido entre tanto chamaco ambicioso político en formación.

Después de ese día vino el momento esperado por todos, la recompensa a todo el esfuerzo realizado, la razón por la cual habíamos gastado en gasolina, la razón por la cual nos habíamos asoleado, mojado y fatigado día y noche, venía la oportunidad de elegir lo que se quería realizar dentro del gobierno, por el perfil de mi formación como comunicólogo las áreas jurídicas, administrativas y de salud estaban descartadas ya que durante la campaña también hubo estudiantes de medicina, derecho, contadores y administradores de empresa que  esperaban con ansias su tajada del pastel, y yo como buen terco solicité trabajar en Radio Tabasco como locutor, y recuerden esta parte, pedí regresar a  hacer radio como locutor.

Aunque pasaron unos días las cosas ocurrieron, Salvador Bravo quedó como “Director” de Televisión Tabasqueña y por ende como encargado de la radio también, hice mis trámites administrativos para contratación y firmé mi contrato, al igual que el buen Sauza y Chilo Sánchez, presenté un proyecto para radio llamado “Mundo Relativo” e iniciamos transmisiones los viernes en las noches, de 21:00 a 22:00 hrs creo, al principio solo había pensado en Chlo sánchez para acompañarme pero sería cosa de tiempo para que Sauza se uniera al equipo, el programa se trataba de hablar de temas de cultura general, temas en los que Chilo y yo nos sentíamos como peces en el agua, pero que sin embargo, Sauza no tenía la confianza de comentar a gusto, tenía una especie de pánico al micrófono que lo hizo víctima de nuestras bromas en radio, fue cosa de unos programas para que abandonara el proyecto, pero el destino le tenía preparada una revancha de proporciones inimaginables.

Para los meses de octubre y noviembre del 2007 el destino cambiaría mi sueño de hacer radio para siempre, se vino la inundación, al vivir en Parrilla quedamos incomunicados con Villahermosa, nos quitaron el programa de radio para poder realizar la cobertura de reportes y medios a la par con televisión tabasqueña, logré sacar a mi madre enferma de Parrilla para que fuera trasladada a la Ciudad de  México y me fui a TVT (Tlelevisión Tabasqueña) para ver en qué podía ayudar, me reporté en noticias y me digeron que ya no tenían cámaras, ni camarógrafos, ni vehículos para enviarme a la calle a reportear, así que me pusieron a contestar teléfonos para anotar las llamadas de las personas que pedían ayuda, después me enviaron a la radio a cuidar el enlace con el canal y a contestar las llamadas de la población, y fue entonces que lo vi allí, con el agua hasta la rodilla, totalmente mojado, parado en  medio de una corriente de agua que parecía implacable contra lo que encontrara a su paso, se trataba de Juan Carlos Sauza, aquel compañero de campaña, el mismo que antes le había temido al micrófono en radio ahora se mostraba seguro y profesional ante las camaras reportando para los espacios informativos de Televisión Tabasqueña desde las zonas afectadas, esa era su revancha, allí se ganó mi respeto y mi reconocimiento, y mientras él acumulaba esa experiencia tan rica y gratificante yo solo me encontraba en una cabina de radio contestando teléfonos, lejos de mi casa y con la incertidumbre de saber cuál sería el final de la tragedia por la que atravesábamos por aquel momento.

Tiempo después pasó la inundación, las aguas regresaron a su cauce, pero no todo regresó a la normalidad, quien coordinaba la frecuencia de FM, Mauricio de la Cruz, me mandó a  hablar un día, y como yo trabajaba en otro lugar por las mañanas acudí a su llamado por la tarde, no eran buenas noticias, al menos para mi, me informó que mi programa se cancelaba por órdenes de Salvador Bravo, director del canal, y me dijo que se me requería de tiempo completo en la radio, cosa que me era imposible puesto que con el sueldo de radio no sobreviviría ni una semana, tenía deudas y lo unico que me sacaba a flote era mi otro trabajo, no hice ni el esfuerzo de ir a  hablar con Salvador, así que trate de alinearme y me dieron la tarea de cubrir fuentes noticiosas en dependencias de gobierno, lo malo es que por la tarde no trabajaba nadie, estaba furioso, pensaba en que no me había partido la madre en la camapaña para ser reportero, con todo respeto para ellos que si trabajan, lo único que yo quería era hacer radio, y no me lo estaban cumpliendo, todo le mundo sabía que Salvador Bravo nunca fue gente de Andrés Granier, ni en TVT lo querían, y obviamente es bien sabido que nosotros no éramos gente de Salvador Bravo, y Maurico de la Cruz tampoco, así que se trataba de ver quién le hacía la vida imposible a quién, así que Salvador fastidió a Mauricio y Mauricio me fastidió a mi, escribí mi renuncia y la presenté, aunque no me extrañaría que alguien hubiese seguido cobrando mi sueldo aún después de haber renunciado a nombre mío, nunca fui santo de deboción de Mauricio, sentía pasos en la azotea, paranoia supongo, porque en realidad yo solo quería mi hora de radio, para eso había trabajado, pero no agunaté esa guerra interna y los mandé al diablo, con el tiempo ellos pasarían a la historia al igual que yo, pero al ser más públicos, con más señalamientos que logros.

Esta última entrega de "Yo fui Generación Granier" narra a grandes rasgos lo que viví en esa campaña, no están todos lo nombres, no están todas la situaciones, no están todas las anécdotas, porque yo fui el mas alejado del grupo, solo un par de veces vi a Fabian Granier, no era de sus allegados, pero los conocí, hay nombres importantes, pero de qué sirve mencionarlos en un blog, la idea original era hacer un documental, entrevistar a esos “líderes” juveniles que armaron el movimiento GG, preguntarles su experiencia, lo que lograron, si fueron recompensados, o si a caso fueron traicionados, porque hasta en ese nivel de "juniors políticos" las intrigas, envidias y traiciones son cosas de todos los días. Quería hacer un documental para saber cuántos estan dispuestos a decir "Yo fui generación Granier", yo apoyé al químico, yo voté por él, y saber qué piensan hoy de él, saber cuántos amigos le quedan a Fabian, que nunca hayan estado en una nómina, si es que le quedan, por lo pronto yo solo puedo decir, como en alcoholicos anónimos, que en este caso puediera ser ex-políticos anónimos, que mi nombre es Eduardo Vargas Carrillo, rafui Generación Granier y fui parte de la historia.

jueves, junio 13, 2013

HARAKIRI: YO FUI GENERACIÓN GRANIER 2DA PARTE


"A menudo encontramos nuestro destino 
por los caminos que tomamos para evitarlo."
Jean de La Fontaine









Quien me había contactado para ser parte de la coordinación de medios de GG (Generación Ganier), había sido destituido, y yo al no conocer a nadie más me di por despedido igual, pero no pasaría mucho tiempo para que supiera de nuevo de ellos.

Un día recibí una llamada a mi teléfono, ya que obviamente cuando uno ingresaba al grupo te pedían todos tus datos, del otro lado de la línea estaba un tipo que se identificaba como el nuevo Coordinador de Medios de GG, se presentó dándome su nombre y fue directo al grano, me dijo “estuve revisando tus notas y como nadie más redacta de la misma manera que tú, quisiera saber si estás interesado en seguir colaborando con nosotros”, en ese momento aplicó la frase aquella que dice: “en tierra de ciegos, el tuerto es rey”, no era yo el reportero que Tabasco estaba esperando, pero para ese momento no importaba lo malo que era, o tal ves sigo siendo, lo importante era que para la causa era funcional y requerían de mis servicios, me lo pidieron, y me lo pidieron bien y yo estaba lleno de ganas, como pintor en lienzo blanco, de plasmar mi estilo, que en realidad no existía, en una página de internet que por primera vez demostraba interés en lo poco que sabía hacer, ya había colaborado en diarios, ya había trabajado en radio y justamente fue eso lo que me motivó a entrar a campaña, el poder regresar a la radio que me vio nacer como locutor, 94.9 FM, y esa sería mi perdición.

Ya como parte del equipo de medios de GG se integró gente conocida, el buen Carlos Sauza y el Chilo Sánchez, siempre he sido mal reportero, en cambio Sauza e Iván son más inquisitivos, mas curiosos y de mejor memoria, lo mío lo mío siempre fue el análisis, la crítica, la contemplación y la redacción de la misma, pero aún con mis altibajos formamos un buen equipo, el problema de toda la vida fue mi carácter, en más de una vez le reproché a nuestro jefe inmediato, y a mis compañeros mismos, la falta de recursos, no había para pilas, había poco equipo, siempre estábamos en el lugar de la gallina, por aquello de que salíamos poniendo, mi carro recorrió muchas distancias cubriendo eventos, moviendo gente y prácticamente ni para la gasolina nos daban, pero así aprendes que de esa manera son las campañas, los operadores políticos y líderes naturales nos veían como un grupo de chamacos jugando a la política, creían que Generación Granier era poca cosa, pero los amigos de Fabián se movían bien, explotaban al máximo los talentos de quienes estábamos a sus servicios con la promesa de conseguir algo a cambio: una beca, una palanca, un favor político importante y para los más osados un puesto como secretario particular de algún secretario del gabinete granierista, había de todo, muchos pensando en un hueso y yo solo pensando en la radio.

Si el café Vips de Ruiz Cortines hablara les contaría de las muchas veces que todos nos juntábamos a recibir instrucciones de nuestro coordinador, éramos personas non gratas ya que solo pedíamos café, y cómo no iba a ser así, si no recibíamos sueldo alguno, el poco dinero que caía en la coordinación era para pilas y otros materiales, siempre andábamos quebrados, pero ya éramos grandes por estar en la campaña del que, estábamos seguros, sería el gobernador del Estado de Tabasco.

El evento que más me gustó cubrir fue el que se hizo en Plaza de Armas con la presentación de Tex-Tex mismo que no terminaría allí ya que se hizo una caminata hasta la Plancha de la Revolución en Tabasco 2000 donde se cerraría con un concierto de El Trì de México, evento que fue muy comentado ya que se dijo que Alex Lora había sido invitado, que yo diría contratado, para recordar a los caídos en el 68, y terminó tocando en un mitin político para chavos priistas, de todos modos aunque el autor de ADO no nos dio entrevista alguna, su esposa, la señora Chela Lora, si nos dedicó unas palabras haciéndome feliz aquel día de mitin bajo la lluvia  después de haber corrido y mojado por todo paseo Tabasco.

Con forme fueron pasando los días de campaña muchos desertaron, ya no tenían ni el tiempo, ni el dinero para estar largas jornadas metidos en la campaña, estábamos flacos ojerosos y sin ilusiones y aunque habíamos de todos los estratos sociales los compañeros de municipios eran los más vulnerables, por lo menos nosotros éramos una especie de Rock Stars en la coordinación, siempre con micrófono, cámara y reportera en mano, siempre animando micro mitins, siempre de cara a gente, en cambio los de a pie, lo que caminaban colonias enteras repartiendo propaganda, los que promovían el voto en los semáforos se tostaban bajo el sol recibiendo una torta y un refresco como pago y una palmadita en la espalda para levantar el ánimo, y entonces me preguntaba si la victoria alcanzaría para premiar tanto esfuerzo, me preguntaba si todos podríamos ser beneficiados, me preguntaba si así tenía que ser.

Había un grupo que siempre estaba cerca de Fabián, un grupo que se codeaba con los amigos de este o que era amigo del mismo, algunos con clase, otros soñando absorberla como por ósmosis, mi temperamento antisocial me mantenía a raya de quienes percibía que no nos querían, porque los de la Coordinación de Medios bajo el mando de nuestro jefe éramos funcionales al 100%, respondíamos a la primera, y no andábamos pensando en desfiles de modas y cosas por el estilo para hacer méritos.

La campaña avanzó más y más, y se hizo un video de unas casas para una comunidad que había perdido las suyas debido a un derrumbe, hice parte del guión, armamos bien ese trabajo, nuevamente nuestro coordinador se sacó un 10, hubo discusiones, celos de egos entre la banda de comunicólogos que formábamos la coordinación de medios de GG, aún no se ganaba y ya la serpiente de la discordia se cernía sobre nosotros, el video serviría para exaltar las virtudes de ciertos políticos que deseaban ser presidentes municipales en un futuro no muy lejano y que hoy posiblemente sean requeridos por la ley, como el ex secretario de obras públicas.

Ya en la recta final de la campaña se me pegaron los cables, en las juntas de nuestra coordinación no me guardaba mis inconformidades, el grupo se cansó de mi y mi negativismo, me preguntaron que si no estaba a gusto ¿por qué seguía allí?, supongo que en ese momento no tuve la respuesta adecuada, pero la compañía era buena, y las aventuras interesantes, sin embargo no dije eso, y les respondí que yo me preguntaba lo mismo, y una vez más abandoné Generación Granier, después de haber invertido, tiempo, dinero, talento y materia gris decidí irme sin nada, porque mis principios así me lo dictaban, mas bien, se trataba de mi falta de humildad y mi terrible costumbre de creer que el 99.9% de las veces tengo razón, así que como un Ché, que dejó la Revolución Cubana una vez ganada para ir a buscar la propia, dejé el grupo y me alejé de la polaca, según yo, para siempre, pero ¿cuánto tiempo es para siempre?, el destino me enseñaría que muy poco.

CONTINUARÁ… 

HARAKIRI: YO FUI GENERACIÓN GRANIER 1ra PARTE


"No hace falta renunciar al pasado
al entrar en el porvenir. 
Al cambiar las cosas no es necesario perderlas."

John Cage




En el largo camino de la vida siempre se busca ser bueno en algo, se busca aprender, se aceptan retos con oportunidades que llegan una sola vez y no siempre los resultados pueden llegar a ser los esperados, cuando los hay, pero no hay que olvidar que si no nos aventuramos a realizar ciertas cosas nunca tendremos ganancia alguna, el buen Ivan García Sánchez, conocido en el mundo de la radio inteligente como Chilo Sánchez, acuñó, en base a la experiencia que compartimos, la de él más intensa y enriquecedora que la mía, cuando estuvimos metidos en el fango de la polaca tabasqueña, una frase que resume el haber pertenecido al Grupo de Integración Política Generación Granier, “yo fui parte de la historia”, para bien o para mal como lo quieran ver, tiene razón, a él nadie le puede llegar a contar nada, y por el contrario quienes no estuvieron allí, en ese tiempo, en ese espacio, se pueden limitar solo a leer sobre el tema, especular sobre el mismo y hasta inventar cosas que posiblemente ni ocurrieron, pero quienes fuimos parte de lo que parecía una buena causa para cambiar a Tabasco, la candidatura de Granier, se puede decir que de alguna manera cumplió su objetivo, por que Granier fue gobernador y definitivamente cambió a Tabasco, para siempre.  

Mi nombre es Eduardo Vargas Carrillo y fui Generación Granier, y me pregunto en dónde están todos esos chavos que nos pusimos a las órdenes de Fabian Granier y sus jóvenes y ambiciosos operadores políticos de aquel entonces, como chavos éramos carne de cañón en una contienda política que se presentó ilusoriamente como difícil de ganar, hagamos memoria, Granier ganaba sin tanto alboroto, él ya se había ganado lo más valioso del mundo políticamente hablando, y eso es la confianza de la gente, no había necesidad de gastar tanto en campaña, no había necesidad de comprometerse con tanta gente, el carisma de quien alguna vez fue llamado el Chelo o el Chelito y que hoy es Andrés Granier o Granier a secas, hubiera sido suficiente para tirar las campañas de los otros candidatos, el Químico tenía muchos seguidores, que ahora tiran la piedra y esconden la mano, dónde quedaron los amigos, dónde quedaron eso “líderes” naturales que le ofrecieron sudor y sangre en pos de ganar la campaña, desaparecieron, se esfumaron, se encuentran observando desde las sombras en espera de la llegada de una nueva campaña, en espera de un nuevo mesías a quien ofrecer sus servicios a cambio de algunas dádivas, cosas insignificantes para un futuro gobernador una vez que esté en el poder.

A veces me pregunto si haber sido Generación Granier es una mancha en mi expediente o un acierto en mi vida profesional, aprendí mucho en esa campaña. Pertenecía a la Coordinación de Medios de Comunicación del Movimiento Político Vanguardista Generación Granier, se escucha rimbombante verdad,  a mí también me lo parecía, y se puede decir que llegué allí de manera casi accidental, aunque extra oficialmente simpatizaba con el candidato nunca me vi de alguna manera involucrado en su campaña hasta que un encuentro fortuito con un amigo cambiaría mis días de escuela y trabajo por el de animador y  reportero de la ya desaparecida Generación Granier.

Cursaba la carrera de comunicación en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco y un compañero de carrera me invitó a colaborar con él, necesitaba a alguien que reporteara y al parecer se acordó de mi, un tanto incrédulo acepté su propuesta y comencé a cubrir eventos, a los pocos días de campaña a mi amigo los destituyen del cargo de Coordinador de Medio de GG y yo al ser un perfecto desconocido para los líderes y amigos de Fabián Granier decidí abandonar el barco ya que más que por convicción había aceptado el reto por hacerle un favor a mi amigo, pensé que hasta ahí había llegado mi participación en la campaña, o por le menos eso pensé, pero la vida me tenía preparada una sorpresa.


Continuará…

lunes, junio 10, 2013

HARAKIRI: CORONA MUSIC FEST TABASCO 2da. PARTE




 "Aunque tú me olvides,
te pondré en un altar de veladoras,
y en cada una pondré tu nombre,
y cuidaré de tú alma.
Amén."
ANTES DE QUE NOS OLVIDEN, CAIFANES
.



LA CUCA

La Cuca se entregó al público choco como si hubiese estado tocando en el Vive Latino, hay quien me va a criticar por decir esto pero, seamos honestos, Villahermosa no es la plaza más buscada por artistas para dar el concierto de sus vidas, los Tabasqueños somos un público difícil, engreído, ingrato, algo grosero y mal educado, nos quejamos de que los empresarios no nos traen buenos eventos y cuando los hay, no vamos, el precio se nos hace muy elevado y además para terminar no contamos con espacios lo suficientemente preparados para albergar un espectáculo de ese tamaño, en eso Chiapas nos ha superado de manera apabullante.

José Fors bromeaba con la gente, dedico rolas a los que si amamos el rock y nos dio cachetada con guante blanco a quienes entre los gustos culposos hemos escuchado a Moderatto, le echó tierra a los de Maná y se pitorreó de los Panda, pero al final de cuentas dijo que todo era cotorreo, y ya pensándolo bien confirmó que los Maná si eran unos possers y que si se enojaban por lo que él acababa de decir pues le valía un cacahuate, siempre polémicos, siempre auténticos, antes que existieran los Molotov los de La Cuca ya hacían que los más conservadores se sonrojaran con sus letras, “La pucha asesina”, “Señorita Cara de Pizza”, “Las Gordibuenas” y su mítico e inmortal “Son del dolor” con su …me matas y me excitas con tanto dolor, y qué decir de la provocadora playera de Galo Ochoa, guitarrista de la Cuca, con su ya clásica frase que recorre festivales en la república: Cuca Mesta.

Llegó el momento de despedir a sus majestades las cucarachas roqueras que como dato para enriquecer nuestro acervo cultural nos dijeron que Los Pandas solo cogen una vez al año y que Las Cucarachas todos los días, dato que prendió de nuevo a la banda que no simpatiza mucho con las nuevas agrupaciones como la de los osos bicolores.

Se dio un pequeño espacio para que todo equipo del backstage iniciara el cambio de amplificadores, baterías, percusiones y todo lo demás para recibir a un  grupo que para muchos de nosotros había desaparecido del mapa, un grupo que revolucionó la escena del rock nacional al fusionar la cumbia norteña con fraseos de hip-hop y rap aderezados con el emblemático acordeón y la guitarra eléctrica, un grupo que nos enseñó a bailar el Chúntaro Style y que sacó a la luz la música de los barrios más bravos de Monterrey, esos a los que no se puede ir a pasear porque no se sabe si regresarás, con gran energía entraban al escenario los vatos locos de El Gran Silencio.



EL GRAN SILENCIO


Nunca los había escuchado tocar en vivo y mucho menos había sido testigo de la energía tan electrizante que irradia su música, puedes ser un rockero ortodoxo que no toleras las fusiones entre chunchaca y guitarras eléctricas, pro cual flautistas de Hamelin los Chúntaros hicieron bailar hasta al más tieso, y cómo no iba a ser así, si El Gran Silencio sabía perfectamente que se encontraban en la tierra donde un ícono como Chico Ché había puesto a bailar a generaciones pasadas y presentes, el respeto y cariño mostrado por El Gran Silencio hacia el público Tabasqueño fue bien correspondido, los de la agrupación se solidarizaron con la banda tabasqueña al declarar su desprecio por los políticos mentirosos y rateros, una video proyectado en la pantalla gigante con Díaz Ordaz de fondo levantó la rechifla del respetable y removió viejas heridas de quienes sabían de quien se trataba y qué es lo que había hecho con los jóvenes, era la imagen de la represión y la tiranía en toda la expresión de la palabra.

A manera de homenaje póstumo apareció la imagen de fondo de la ya desaparecida Rita Guerrero, muchos quisimos llorar, muchos no se guardaron las lágrimas, la que en vida fuese vocalista de otra banda de leyenda como Santa Sabina y que falleciera de cáncer en Marzo del 2011 nos miraba desde la pantalla y sabía perfectamente quienes sí la reconocimos y lo mucho que lamentábamos su pérdida.

Otros homenajeados fueron los Pachucos de la Maldita Vecindad al recordar uno de sus éxitos más emblemáticos por el grupo regio: “Pachuco”, poniendo a bailar  a todos los asistentes, excelente espectáculo el que nos brindó el grupo norteño que en ningún momento escatimó en dar lo mejor de sí para poner un ambiente de fiesta  entre los que asistimos, si bien El gran Silencio no pasa por su mejor momento, ya que no presentó material nuevo, es en definitivo, un grupo que sin ser el estelar de esta edición del Corona Music Fest armado para Villahermosa, superó las expectativas de todos los que, en honor a la verdad, teníamos nuestra mira puesta en los Caifanes.

Con el ambiente es su punto, cortesía del magnífico show de los maestros de El Gran Silencio, al retirarse estos, un anuncio pedía al respetable no utilizar los flashes de sus cámara ya que al guitarrista de la banda legendaria Caifanes, Alejandro Marcovich, estos le hacen mucho daño, lo anterior como secuela de una cirugía que le practicaron en el cerebro durante el año 2010 donde le retiraron un tumor que para beneplácito de sus seguidores salió excelentemente bien permitiéndole regresar a los escenarios al culpable de darle un sonido tan especial a esta banda con letras mágico-surrealistas.





Pero Marcoivh no ha sido el único Caifan que se ha visto convaleciente por motivos de salud, el emblemático cantante y compositor de los mejores éxitos de la agrupación, Saúl Hernández, durante los 90´s  fue sometido a 40 operaciones de la garganta donde le fueron retirados diferentes tumores que le minaron la voz durante 2 años, es lógico que el Caifan mayor ya no puede echarse una versión de la estridente “Aviéntame” como en sus años mozos, pero haciendo un análisis rápido de su voz durante el concierto podemos concluir en que se le escucho bien, cómodo y sin molestia aparente ya que independientemente de su actuales limitaciones vocales, solo detectadas por el público conocedor, Saúl tuvo a su merced un buen coro que le acompañó desde la primera hasta la última rola.

De manera más reciente Sabo Romo también fue cliente de los hospitales, el pasado mes de abril del presente año, el bajista de los Caifanes fue intervenido del tronco supraaórtico que se le había pre-programado por recomendación de su médico, con fines preventivos, el propósito de la intervención fue liberar la circulación de la sangre de la arteria carótida para que irrigue adecuadamente.

Y cual porra de los Pumas, cómo no los vamos a querer, si a pesar de las adversidades por las que individualmente pasaron estos “Guerreros de Sangre”, hoy, cuarentones, con más éxitos que fracasos, sus egos fueron dejados de lado para pregonar, con el ejemplo, el amor y hermandad de la que el buen Saúl siempre le habla a su “raza”, a la raza de los Caifanes, esa que si por ellos fuera, seguirían a Hernández como a una especie de chamán o gurú moderno teniendo como aliados a Diego Herrera (teclados, percusiones, sax), Alejandro Marcovich (guitarras), Sabo Romo (bajo, voz) y Alfonso André (batería, percusiones, voz).

Esta banda legendaria unió a 3 generaciones la noche del sábado 8 de junio en el estacionamiento de El Parque Tabasco de Villahermosa Tabasco, cumplieron sueños al dejar ser observados por quienes no los vimos en sus inicios, se entregaron con el alma a su público sin importar si éramos unos cientos a comparación de otros foros, se solidarizaron con nuestra situación política al pedir “Justicia para Tabasco”, se comportaron como los que son: ejemplo de lucha y constancia, nos recordaron que siguen vivos musicalmente hablando y que reafirmaran su majestuosidad antes de que los olvidemos.

Gracias Caifanes, esperamos volverlos a ver pronto, se robaron el corazón de Tabasco, esperamos nos permitan viajar con ustedes de nuevo y darle una vuelta al cielo, para ver, lo que es eterno.   

domingo, junio 09, 2013

HARAKIRI: CORONA MUSIC FEST TABASCO 1ra. PARTE


“Que Viva El Rock And Roll”
ALEX LORA, El Tri.







Lo esperaba como agua de mayo, El Corona Music Fest había prometido venir a Villahermosa con un cartel muy llamativo para el público conocedor, bandas legendarias en diferentes tiempos de la historia del Rock Nacional, La Cuca, El Gran Silencio y Los Caifanes, era imperdonable perderse ese concierto así que me prometí a mi mismo dejar mis prejuicios de padre de familia treintañero que, ahora, vive bajo ese sistema que de más joven gritaba a los cuatro vientos que nunca lo iba a doblegar, y que ahora mantiene a mi familia y alimenta mis sueños de burguesía inalcanzable.

Cuando el tiempo le pasa al cuerpo la factura de los años de excesos, así hayan sido pocos, uno le piensa irse a meter a un evento en donde le doblas la edad a la banda que asiste, aunque para ser realistas sabes que también tu generación va a estar allí, tal vez con kilos de más, con menos cabello, con tatuajes decolorados por el tiempo, agarrados de la mano con sus esposas, esposos o hijos tal vez, pero fieles a lo que el corazón no deja callar, el amor al Rock, la necesidad de sentirte en libertad, porque eso es lo que se siente cuando unes tus alaridos junto al de otros individuos que corean al unísono las rolas que te hicieron reír, llorar, odiar y amar.

Si bien las puertas del evento estarían abiertas desde las 16:00 horas, la experiencia acumulada de viejos eventos tanto en el estado como en el DF aconsejaban prudencia al por mayor, un concierto de reencuentro de los Héroes del Silencio nos enseñó que el cansancio acumulado en pies, piernas y espalda, después de 8 horas de espera es una tortura que se puede evitar si se usa el sentido común, así como dicen que más no siempre es mejor, en los toquines estar hasta adelante no siempre resulta ser una experiencia muy agradable, sobre todo cuando estás frente al escenario y minutos después el poder de un tsunami humano te relega hasta la parte más alejada del mismo creando en ti un estado de confusión e incredulidad al darte cuenta que democráticamente haz sido expulsado del área de los fanáticos más aguerridos, lugar reservado solo para los más fuertes.

Por eso me permití llegar, “tarde”, por así decirlo, y cuando bajaba del auto de mi cuñada que amablemente me había dado el aventón hasta el Estacionamiento del Parque Tabasco, escuché los estridentes acordes de una banda que se acompañaba de la voz, clara, potente y educada de un José Fors que a pesar de los años, las pedas, orgías o cualquier otro exceso al que haya tenido acceso como rocker, no habían apagado ni maltrecho en ningún momento su instrumento, La Cuca mandaba en ese momento en el Corona Music y llegué a tiempo para presenciarlo.

Mientras me dirigía a la entrada del festival pasamos por una marea de gente, autos, puestos de comida, vendedores de playeras, souvenirs y chácharas para ponerse a “doc”, para la ocasión, pero hay que ser mañoso para esas cosas, a riesgo de no encontrar algo que viste que te agrado a la salida, nunca compres a la entra del concierto, todo lo ofrecen más caro, los vendedores en su mayoría carnales del distrito y puebla, que normalmente se avientan la gira con el festival, tienen la capacidad de oler tu nivel de fanatismo sobre la banda que te gusta y te inflan los precios, pero si te esperas a la salida del evento podrás comprar lo que quieras a mitad de precio.

Algo de reconocer para este evento fue la logística de la que viene acompañado el festival de esta cervecera, quienes hayan tenido la oportunidad de asistir a conciertos al Dfectuoso no me dejarán mentir al decir que en sedes como El Foro Sol, El Palacio de Los Deportes, EL Auditorio Nacional o El Metropólitan, la seguridad es un factor clave para la realización de un evento de esta envergadura y ya ni se diga de la logística en general, desde los vende cheves hasta quienes trabajan en el backstage, cosa que nos hace mucha falta en Tabasco para poder realizar espectáculos de este género.

Antes de entrar iniciamos una caminata entre chavos, chavas, niños, niñas, papás, mamás, hijos, hijas, abuelos, abuelas, tíos y tías que venían por su afición o por qué no hasta de “chaperón” de sus familiares más cercanos, del alguna manera en esta ocasión se podía parafrasear a otra cervecera que utilizaba como slógán el “porque la música nos une”.

A sabiendas que no se podrían pasar cámaras, cinturones o cualquier joyería que se considerara arma blanca se hicieron 2 filas, una de hombres y otra de mujeres para hacer las respectivas revisiones, con short de bolsas múltiples la experiencia fue algo chocante pero pensé: ni pex es la chamba de este cuate.

Una vez dentro y siguiendo el ritmo de la música de La Cuca nos instalamos, mi hermano, su cuñada y su sobrino, en un lugar que nos mantenía alejados de las oscuras profundidades del mar de gente, en donde meterse a bucear era una experiencia solo para aventureros, quienes ya habíamos visitado ese infierno sabíamos que lo mismo te llovería cheve que agua de riñón, que lo mismo le agarrarían una nalga a la chica que acompañaras o a ti mismo, que tendrías que golpear el condón que pasaría volando por encima de tu cabeza y que hasta posiblemente tendrías que entrarle al slam para encajar en la tribu de aquellos nativos que bajo en influjo de un brebaje de cebada y uno que otro porro te desterrarían al negarte a entrar a la ceremonia del Rock.

Así que pensamos, mejor desde lejitos que total para eso estaban instaladas pantallas de manera estratégica que nos permitían gozar de acercamientos de primera calidad de nuestros artistas favoritos.




TOÑO VARGAS (IZQ.) Y LALO VARGAS (DER.) EN EL CORONA MUSIC



Las redes sociales se hicieron presentes de manera preferente con el Twitter con el hastag #LoMejorDelCMF con mensajes enviados por asistentes al con cierto en tiempo real reproducidos en “scrolls” que aparecían en las pantallas, aún no entiendo cómo muchos pudieron lograr subir algo a la red ya que en el caso de quienes me acompañaban y de un servidor, los celulares se quedaron sin señal durante todo el tiempo que estuvimos en el concierto, y no había llamada, mensaje o twitt que entrara y saliera, era como si hubiésemos entrado al Triángulo de las Bermudas, la Zona del Silencio o la Dimensión Desconocida.


Continuará...