jueves, junio 28, 2018

CRÓNICA: CAMINANDO ENTRE LA ESPERANZA



esperanza
nombre femenino
  1. 1.
    Confianza de lograr una cosa o de que se realice algo que se desea.

  2. 2.
    Cosa o persona que es objeto de esa confianza.

fuente: https://www.google.com.mx/search?safe=active&q=que+es+la+esperanza&spell=1&sa=X&ved=0ahUKEwid2u640vfbAhVP4qwKHRZKBg0QBQglKAA&biw=1600&bih=767








Por: Eduardo Vargas Carrillo


Desde que salí de la estación de radio sabía que en algún punto de mi camino me encontraría con la presencia de los buscadores de esperanza, y no estoy hablando de alguna cantante de moda o alguna actriz de telenovela, la esperanza de la que hablo viene siendo pariente de la hermana más hermosa, según Andrés Calamaro, “La Libertad”.

Mi vehículo rodó sin contratiempos los primeros kilómetros, llegando a las inmediaciones del parque Tomás Garrido los vi allí formados uno tras otro, como si de los vagones de un gran tren se trataran, autobuses foráneos bordeaban el emblemático parque, todos estacionados en dirección a la avenida universidad, lugar hasta el cual fue complejo llegar porque unos metros antes los buscadores de esperanza ya avanzaban como en procesión hacia el lugar hasta donde habían congregarse.

Las banquetas se desbordaban de gente, debía ser cuidadoso en mi manera de conducir para evitar embestir a esos individuos que ataviados con banderas de sus frentes campesinos, playeras del partido con la leyenda Morena y mantas de apoyo a su candidato para gobernador y presidentes municipales, se desplazaban sin un orden aparente, era como ver un centenar de hormigas que a primera vista parecieran no tener un rumbo fijo, un punto de llegada, pero en realidad están más organizadas de lo que aparentan.
A vuelta de rueda conseguí llegar a mi destino, me estacioné donde pude porque los vehículos del transporte público foráneo y autos civiles ajenos a la zona se apoderaron de Pagés Llergo, Méndez, Arboledas y calles circunvecinas, parecía una contingencia, pero se trataba de una celebración.

Al bajar de mi auto, sin planearlo, sin proponérmelo me vi rodeado por ese mar de gente que buscaba desembocar en su encuentro con el hombre que promete ser el salvador de los desprotegidos, el guía de quienes buscan la esperanza, el último bastión de los desamparados y los desesperados, porque en este estado y en este país cada vez cuesta más creer en algo o en alguien, nos han envenenado la fe con dosis obscenas de corrupción e impunidad.

A un par de cuadras de distancia de donde ya disertaba el orador más odiado por la mafia del poder, me fui encontrando con el rostro de la necesidad, el rostro de los olvidados, la presencia de la gente que solo es recordada en tiempos electorales, gente que fue a manifestarle su apoyo a su candidato, y mientras veía a tantas personas en aquel lugar me preguntaba a qué se dedicaban puesto que tenían, al parecer, el tiempo necesario para congregarse en aquel mitin, entonces recordé los altos índices de desempleo que se registran en Tabasco, no se puede faltar a un trabajo que no tienes.

Sabemos que las abuelitas y los abuelitos son los principales seguidores de Obrador, que están al pie del cañón para manifestarle su apoyo, pero entre mi caminar los veo tomar un respiro de entre la vorágine de gente que elevaba más aún la temperatura del ambiente, bendita gente de fé, su voluntad es más fuerte que su males de la edad, y qué decir de los niños, siempre se les pide a los padres no llevarlos a esos encuentros, pero con quién los dejan sus padres, sus madres, muchas madres solteras, niños de secundaria, niños de primaria, niños de kínder, niños de brazos, niños de pecho, niños sagrados.

La selección perdió por tres goles, pero calificó por otros resultados, el equipo de todos se vio beneficiado por el triunfo de los coreanos, los mismo pasó con los vendedores ambulantes que se encontraban en las inmediaciones del mitin de obrador, ellos corroboraron de primera mano los beneficios que el peje traerá a sus vidas porque los vendedores de pozol, de aguas frescas, de empanaditas de queso, de tacos de asada y muchas cosas más hicieron su agosto en pleno junio.

Me di cuenta entre tanta gente de la necesidad tan grande que tenemos de recuperar eso que todo el mundo fue a buscar con Obrador en su visita a Tabasco, la esperanza, estas elecciones serán más cardiacas que un partido de la selección mexicana en el mundial de Rusia 2018, y más cuando sabes que tendrás que medir fuerzas contra Brasil para llegar al tan ansiado quinto juego, lo bueno es que Obrador quiere algo más sencillo que eso, él solo quiere la presidencia de México.